Consultoría de Coaching


Las empresas cada vez más creen en los procesos formativos de desarrollo del potencial y de mejora del desempeño profesional, debido a los grandes beneficios que aportan a las empresas.

Se entiende que un adecuado proceso de coaching permite mejorar el rendimiento de las personas. En este proceso, el coach debe servir para impulsar y fomentar en el individuo pautas de actuación, que le supongan un avance en su desarrollo personal y profesional.

Las personas tienen diferentes futuros posibles y poseen recursos internos más que suficientes; la cuestión es tratar de “co-pensar” y descubrirlos:

  • Detectar capacidades, más que las carencias.
  • Fantasear acerca de los futuros posibles y las preferencias.
  • Explorar que está haciendo la persona para alcanzar esas metas.
  • Tratar a los clientes como expertos en lo relativo a su vida.

El coaching ejecutivo es un proceso experiencial que busca potenciar aquellas habilidades que en el ejercicio de un determinado rol profesional, resultan críticas tanto para el ocupante de dicho rol, como también para el éxito del proceso de negocios sobre el que se opera. Basado en una necesidad real, el programa se orienta al desarrollo de aquellas habilidades críticas para el éxito presente y futuro de profesionales y ejecutivos.

El Coaching

Inicialmente, el Coaching se dirigía principalmente a personas que tenían problemas de rendimiento. Pero actualmente, la competitividad aumenta y las organizaciones son conscientes de que deben trabajar con rapidez y precisión para alcanzar sus objetivos empresariales.

El objetivo del Coaching es incrementar la eficacia del talento de la organización, desarrollando el potencial de las personas que lo componen.

Es una técnica que permite trabajar en la mejora del rendimiento y en el desarrollo del potencial de las personas.

Es conveniente acudir a Coaching para:

  • Adaptarse a nuevas responsabilidades.
  • Buscar la conciliación entre vida familiar y profesional.
  • Cumplir de manera eficaz con los objetivos de la empresa.
  • Detectar los puntos fuertes y débiles de directivos.
  • Reforzar la toma de decisiones en situaciones de cambios en la empresa.
  • Se aplica a directivos cuyo liderazgo y potencial de crecimiento se valora por la organización. Es un diálogo orientado al logro de objetivos concretos y medibles.

El Coaching es un proceso que ayuda a las personas y a los equipos a rendir al máximo de sus posibilidades.

Principios del Coaching

  • Facilita la acción que se pretende motivar.
  • Orienta a conseguir resultados.
  • Trata problemas relevantes.

Es una herramienta de mejora de la gestión y desarrollo profesional, en la que podemos diferenciar entre:

Coaching Personalizado

Dirigido a satisfacer las demandas de formación de una determinada persona.
Aborda situaciones de ayuda o desarrollo del potencial de directivos.
Se utiliza sobre todo en:

  • Desarrollo de competencias.
  • Gestión de estrés.
  • Liderazgo y motivación.
  • Resolución de conflictos.
  • Toma de decisiones.

Coaching Grupal

Su fin es dinamizar a un grupo de personas o directivos.
Se utiliza en:

  • Resolución de problemas.
  • Generación de ideas (brainstorming).

Claves del Coaching

Se centra en las posibilidades de futuro: no interesa el rendimiento pasado o actual de la persona sujeta a Coaching.

Se intenta obtener lo mejor de las personas: para ello el coach debe creer en el potencial de la persona o grupo.

Debe existir una relación de confianza entre coach (persona que dirige) y coachee (persona que solicita ayuda).

Es fundamental la involucración del coachee

El Proceso de Coaching

Para desarrollar correctamente un proceso de Coaching, debemos realizar la siguiente secuencia de actuación:

Planteamiento de un Coaching

  • Describir la Situación Actual
    El coach realizará el diagnóstico de la situación actual.
    Su finalidad es determinar qué fortalezas y debilidades en cuanto a conocimientos, habilidades y actitudes posee la persona objeto de Coaching.
  • Describir el Objetivo o Situación Deseada
    Una vez conocidas las fortalezas y debilidades de esa persona, se reúne con el coach para ver si es consciente de las mismas. Posteriormente, se deben establecer los objetivos a alcanzar.
  • Definir un Plan de Acción
    Se elaborará un plan con las tareas a realizar con el fin de cumplir los objetivos definidos. El directivo tiene que corregir sus puntos débiles, y desarrollar los fuertes.
  • Seguimiento
    Se debe realizar un control y seguimiento de los resultados. Para ello se debe ofrecer feedback a la persona sometida a Coaching, con el fin de mejorar el rendimiento profesional de esa persona.
    El enfoque del Coaching es que cada persona logre sus objetivos y consiga sus retos. Se basa en un proceso a corto o medio plazo.


"El proceso de Coaching está diseñado para sacar lo mejor de los profesionales."