Consultoría estratégica


La mayor parte de los empresarios consideran que contratar consultores para definir o redefinir la estrategia son cosas de grandes empresas. Ciertamente las grandes empresas tienen más recursos y están más sensibilizados con la importancia de acertar en las decisiones estratégicas pero eso no es excusa para las pymes.

Las PYMES no necesitan menos que las grandes empresas para estar bien enfocadas estratégicamente. Cuando una empresa acierta en sus decisiones estratégicas, aunque su ejecución y desenvolvimiento diario no sea bueno, seguro que la empresa irá bien, o cuanto menos, se salvará. Pero una empresa mal enfocada estratégicamente, equivocada en sus decisiones importantes, cuanto mejor ejecute sus decisiones peor será para ella, porque seguro que está haciendo muy bien lo que no tiene que hacer.

Por eso es muy importante que una empresa entienda el entorno y sus posibilidades, y sepa descubrir cuáles son las claves de éxito de su mercado teniendo en cuenta cuál es su posición de partida. Se necesita mucha creatividad y realismo para conseguir hacer esto. El trabajo riguroso de los consultores es muy importante, pero aún es más su búsqueda creativa y activa de oportunidades para luego someterlas al análisis.

Un buen plan estratégico no es un sesudo plan editado en un voluminoso informe. Más bien al contrario, un buen plan no necesita casi ni que se escriba. Un buen plan es un conjunto de ideas básicas basadas en una buena comprensión de cómo lograr ventajas y aprovecharlas.

Para GR Consulting el reenfoque estratégico se consigue con el cliente, con la interacción con sus propietarios y directivos, que tras un diálogo metódico sobre cómo va la empresa y como puede ir, se descubrirá oportunidades y la manera de sacar su beneficio. Aunque en GR Consulting realizamos estudios e investigaciones, lo más importante de la información está en la empresa y la dificultad para el reenfoque estratégico también está en la empresa. De nada servirá cambiar la dirección de la empresa si los propios empresarios y directivos no descubren por sí mismo la necesidad de cambiar.

Trabajar con buenos consultores evita que la empresa entre en crisis. Por experiencia a las empresas les cuesta cambiar su dirección. Cuando las cosas van mal las empresas continúan en la misma dirección aunque intentando ser más rigurosos. Solo cuando la empresa entra en una crisis total empieza a cambiar sus planteamientos estratégicos y busca nuevas formas de salir del atolladero. Con unos buenos consultores se puede conseguir evitar eso precisamente, que no se tenga que llegar a la crisis final para cambiar.

El objetivo principal de la consultoría estratégica es la innovación – mejora continua – reinventarnos. ¿Qué se interpone en ese camino? Hay multitud de motivos que impiden la innovación empresarial: miedos, zonas de confort, incertidumbre, pirámide de mando...

Las empresas que consiguen aumentar de forma continuada la eficacia de su modelo de negocio suelen cegarse con la idea de que “así es como se hacen las cosas en nuestro negocio” y no son capaces de ver los nuevos modelos de negocio emergentes, o “si no está roto, no lo arregles” las empresas consolidadas no modifican su forma de hacer negocios hasta que resulta obvio que los clientes quieren otra cosa.

El Planning, la elaboración del lienzo del modelo de negocio:

  • Análisis del posicionamiento actual de la organización (lienzo actual del modelo de negocio).
  • Definición del lienzo deseado del modelo de negocio.
  • Análisis SWOT (DAFO) de la organización.
    • Puntos débiles y amenazas.
    • Puntos fuertes y oportunidades.
  • Análisis de la competencia.
    • Competidores nacionales.
    • Competidores internacionales.
    • Nuevos "operadores" del mercado.

El lienzo de trabajo es una herramienta visual que contiene los elementos básicos de un modelo de negocios. Es excelente para trabajar (idealmente de forma colaborativa) en la creación e innovación de modelos de negocio. El lienzo puede imprimirse o dibujarse en una superficie amplia para que los equipos de trabajo puedan utilizarlo para discutir cada elemento del modelo utilizando post-its, notas o dibujos. Es una herramienta que facilita en entendimiento, la discusión, la creatividad y el análisis se divide en 9 bloques que se utilizan para analizar, discutir y describir el modelo.

Durante la etapa de planificación estratégica y a partir del análisis DAFO se debe poder contestar cada una de las siguientes preguntas:

  1. ¿Cómo se puede explorar cada fortaleza?
  2. ¿Cómo se puede aprovechar cada oportunidad?
  3. ¿Cómo se puede detener cada debilidad?
  4. ¿Cómo se puede defender cada amenaza?

Elaboración del cuadro de mando integral: Conocemos lo que medimos y mejoramos lo que conocemos

  • Objetivos cuantitativos: clientes, mercados, facturación, productividad, plan de acciones comerciales, ...
  • Objetivos cualitativos: formación, tecnología, satisfacción de clientes, ...
  • Elaboración de mapas mentales de objetivos y metodología de seguimiento de los hitos provistos.

Para terminar Control y seguimiento, por parte de consejeros externos para toma de decisiones, seguimiento y coordinación de objetivos, planes de acciones, control de desviaciones, ....